Blog Transición jardin

La pregunta por el Jardín idóneo para tu hijo y tu familia, depende principalmente de tus expectativas en cuanto a la educación y el proceso de desarrollo de tu hijo. Es importante, que el jardín de una continuidad a la educación y crianza que el niño o la niña recibe en su casa. Por este motivo, es clave que ustedes como padres tienen claridad sobre la educación que desean para su hijo o su hija. Antes de visitar a cualquier jardín, deberían pensar en sus criterios de selección; incluso, pueden hacer una lista de prioridades para luego seleccionar el jardín que más cumple con sus expectativas.

Aunque la selección depende de muchos factores personales y familiares, quisiera darles unas pautas que hoy en día definen la calidad de la Educación Inicial (basado en el Manual Operativo para la Atención a la Primera Infancia – Modalidad Institucional del ICBF 2019, p. 88-96). Estas pautas están orientadas en el conocimiento actual sobre desarrollo infantil y prácticas pedagógicas. Además de las pautas, les brindaré opciones de preguntas que pueden hacer y consejos para orientar su observación.

Pauta 1: Cada niño madura y aprende a su propio ritmo

Preguntas: ¿Qué es lo que esperan de un niño en este jardín? ¿Cómo detectan “anormalidades” en el desarrollo de un niño? ¿Cuál es su ruta cuando detectan alguna necesidad especial en un niño? ¿Cómo manejan la adaptación al jardín?

Observación: Puedes observar la manera en la que las o los docentes responden a niños que realizan las actividades de manera diferente a los demás niños. ¿Se respeta la individualidad de cada niño? También puedes averiguar sobre el manejo de la fase de adaptación, ya que este te puede dar pistas sobre el respeto de los procesos individuales de cada niño. En este sentido, el tiempo de adaptación no debería ser pre-establecido, sino que debe depender de las necesidades particulares; cada niño y cada familia necesita su propio tiempo para lograr una adaptación sana y feliz al jardín. Además, es importante que tú, como madre o padre, te sientes escuchado y tenido en cuenta en cuanto a tus emociones, preocupaciones o deseos.

Pauta 2: Los niños son sujetos activos que interactúan con el mundo y son “competentes” desde que nacen; las formas de trabajo deben permitir la actuación y participación del niño

Preguntas: ¿Los niños tienen un horario fijo o las actividades más bien son flexibles durante el día? ¿Cómo está estructurado el día de los niños?

Observación: Puedes observar cuantos espacios de juego libre o de actividades con poca intervención por parte del docente existen, ya que estos son los espacios que permiten la interacción y participación activa del niño. También puedes observar si durante las actividades dirigidas el o la docente toma en cuenta propuestas o comentarios de los niños en cuanto a la actividad.

Pauta 3: Cada niño es un ser particular, digno de ser valorado, respetado y amado

Preguntas: ¿Cómo manejan situaciones en las cuales un niño no sigue las instrucciones dadas? ¿Cómo manejan los conflictos?

Observación: El respeto por la particularidad de cada niño se puede observar a partir de los trabajos expuestos; ¿son todos iguales o cada uno tiene su huella personal? También puedes observar el trato de las o los docentes con cada uno de los niños. Cada niño debe ser respetado y valorado en su forma de ser y en su manera de hacer las actividades; observa, cómo reaccionan las o los docentes frente a desviaciones de los niños en cuanto a las reglas o instrucciones dadas.

Pauta 4: El niño es un sujeto integral y busca un desarrollo integral y armónico de todas sus dimensiones: corporal, emocional, social, cognitiva, estética y comunicativa

Preguntas: ¿Cómo es la rutina diaria de los niños? ¿Cuáles actividades hacen? ¿Cuáles espacios tienen para hacer las actividades? ¿Cuál es la estrategia del jardín para fomentar el desarrollo emocional del niño?

Observación: El jardín debería contar con diferentes espacios, interiores y exteriores, que estimulen el desarrollo y la actividad del niño. Averigua, si existen espacios con naturaleza, espacios que permiten el movimiento natural de los niños, espacios de descanso y espacios que estimulan la exploración del entorno. En cuanto al desarrollo emocional, puedes observar las respuestas de los docentes frente las diferentes expresiones emocionales de los niños: ¿Se respeta y valora cada emoción?

Pauta 5: La Educación Inicial parte de la observación y escucha de los intereses y características de los niños y niñas, para proponer experiencias que acompañen y posibiliten el máximo desarrollo de estos

Observación: Observa y averigua si la rutina diaria es estricta o flexible. Una rutina muy estricta normalmente no deja espacio para los deseos, necesidades o ideas expresados por los niños. En cambio, cuando la rutina es más flexible y libre, hay más posibilidad de una expresión espontánea y participación activa por parte de los niños. Los espacios de juego libre, además, dan a los docentes la oportunidad de observar el comportamiento espontaneo de cada niño, con el fin de identificar necesidades especiales.

Pauta 6: La Educación Inicial no se piensa desde la preparación para la escuela primaria, sino desde las características del niño; de la misma forma, no busca la precocidad, es decir que el niño realice actividades que son propias de edades más avanzadas.

Observación: A partir del discurso de los docentes y directivos se puede identificar si ellos consideran su labor como una preparación para el colegio o como un trabajo enfocado en la potencialización del desarrollo infantil. Además de este discurso, puedes analizar las actividades que se desarrollan durante la jornada: ¿son actividades acordes a la edad?, ¿las actividades se desarrollan a partir del juego, del arte, de la literatura y de la exploración, o más bien son actividades muy parecidas a las desarrolladas en los colegios?

Pauta 7: El desarrollo del niño y la potencialidad de su desarrollo se trabaja desde las actividades rectores de la infancia: juego, arte, literatura y exploración (superación de las insistentes actividades de mesa, de papel y lápiz)

Preguntas: ¿Cómo se fomenta el juego, el arte, la literatura y la exploración en su institución? ¿En la rutina diaria se trabaja mucho con libros y cuadernos?

Observación: Todo el aprendizaje del niño debe generarse a partir de las cuatro actividades rectores de la infancia mencionadas arriba. No se recomienda trabajar con libros escolares, con cuadernos u hojas de trabajo. Además, la rutina diaria debe implicar mucho movimiento libre y diversidad en cuanto a las actividades. Las actividades deben permitir la participación activa y la expresión individual de cada niño. Es importante evitar tiempos largos de estar sentado o de recibir conocimiento de manera pasiva (este tiempo varía con la edad de los niños; sin embargo, a los 5 años todavía no debe ser más que 10 minutos).

El jardín de tu hijo o de tu hija será su segundo hogar y el lugar en el cual se complementa la educación que ustedes como padres le dan en casa. Por este motivo, es fundamental que lo seleccionan con cuidado y con criterio. Les recomiendo que pregunten todo lo que necesitan preguntar y que cuestionen todo lo que tienen que cuestionar, hasta encontrar un lugar con el cual se sienten a gusto y en confianza.