baby-4100420__340

“¿No es lo más lindo que has vivido en tu vida?”, “¿No es lo más bonito sentir este enamoramiento cuando miras a tu bebé?” Estas son algunas de las preguntas que escuchan las mamás primerizas apenas nace su bebé, y van acompañadas con las fotos de felicidad y mensajes de amor que se suelen publicar en estos momentos. Pero, ¿esta imagen proyectada del nacimiento de un bebé y del comienzo de la maternidad concuerda con la experiencia real de una mujer que se vuelve madre por primera vez? Desde mi experiencia, en muchos casos no es así. Hay una gran brecha entre la imagen proyectada del comienzo de la maternidad y la experiencia real vivida por muchas mujeres, una situación que lleva a sentimientos de fracaso, de culpa, de tristeza y de vergüenza en estas mamás primerizas. Sienten que no son capaces de cumplir con la responsabilidad y con las expectativas sociales que acompañan el nacimiento de un bebé.

…El texto completo lo encuentras en mi libro “Construyendo Vínculos”