Nuevo 1

Quisiera empezar con un juego mental: Imagínate que (en caso que eres la mamá) tu esposo llegara un día con otra mujer y te dijera: “Mira mi Amor, esta es Valeria. A partir de hoy, Valeria será mi otra esposa, hará parte de la familia y te pido que hagas el esfuerzo de amarla también. No te preocupes que yo te amo igual como antes, simplemente ahora hay otra esposa que también amo igual que a ti.” Y además de esto, con la llegada de esta nueva esposa tu esposo empezará a tener ciertos cambios de ánimo que a veces ni lo reconoces, lo notarás a veces muy angustiado y estresado y la verdad es que le presta mucha más atención a la nueva esposa que a ti. Ya él no tiene tiempo para salir contigo, ni para tener conversaciones profundas, ni para hacer ejercicio juntos; y cuando te acercas para pedirle hacer algo contigo te dice que ahora no tiene mucho tiempo porque tiene que estar pendiente de la otra esposa mientras se adapta.

Con este ejercicio mental quiero ayudarte…

…El texto completo lo encuentras en mi libro “Construyendo Vínculos”