hqdefault

Hoy en día los padres escuchamos más y más que la televisión y los medios digitales pueden tener implicaciones negativas para nuestros hijos pequeños; pediatras, educadores y especialistas recomiendan limitar el uso de los mismos para los más pequeños. Pero muchas veces no tenemos muy claro las razones por dicha recomendación. Y teniendo en cuenta que en el mundo de hoy los medios digitales se han vuelto casi indispensables en el día a día de los jóvenes y adultos, en muchos momentos resulta difícil limitarlos para los niños. Y más aún cuando el tiempo que los niños y las niñas pasan con la televisión y los medios digitales representa para los padres un descanso y alivio necesario en sus rutinas agotadoras diarias. Pero por otro lado, están los niños y las niñas que obviamente se dejan seducir fácilmente por estos medios, pero que al mismo tiempo pueden perjudicarse por un uso equivocado. Por este motivo, es muy importante que reconozcamos cuál es un manejo adecuado de los medios digitales con los más pequeños y cuáles son las implicaciones de un mal uso.

En general hay tres recomendaciones básicas cuando se trata del uso de la televisión y los medios digitales en niños y niñas:

  1. Nada de tv y medios digitales antes de los dos años,
  2. después de los dos años; limitar a contenido educativos adecuados para la edad del niño o de la niña y
  3. limitar el tiempo, que el niño o la niña pasa con tv y medios digitales, a la duración recomendada por los expertos.

El mayor daño para el desarrollo del niño resulta cuando los programas no son para su edad (sobre todo cuando haya presencia de violencia o de sexo) y cuando el niño por pasar tiempo con los medios digitales ya no juega, no realiza actividad física, no lee o no pasa tiempo con su familia.

Importante: ¡Ni el juego, ni la interacción familiar pueden sufrir por el uso de la tv y de medios digitales (eso incluye el uso de medios digitales por parte de los padres también)!

En cuanto a la edad del niño o de la niña:

Los niños empiezan a entender los contenidos que ven en la televisión a partir de los dos años y medio (hablando de contenido desarrollado para esta edad). Antes de los dos años los bebés no tienen la capacidad de entender lo que ven en pantalla, y por ende, no obtienen ningún aprendizaje de los contenidos de medios digitales (1). En esta edad temprana el desarrollo y los aprendizajes se realizan principalmente a partir de las interacciones cara a cara, así que el tiempo que el bebé pasa con un medio digital y sin interacción con otras personas, es un tiempo perdido en cuanto a su desarrollo; se pueden presentar retrasos respecto su desarrollo cognitivo, su desarrollo motor y su desarrollo de lenguaje (2). Además de la implicaciones para el desarrollo cognitivo, la cantidad que el bebé ha sido expuesto a medios digitales hasta los 2 años ha sido relacionados con efectos negativos para el desarrollo de sus funciones ejecutivas como la capacidad de auto-regulación (3).

En cuanto al contenido:

Los niños y las niñas pueden comenzar a aprender de contenidos digitales a partir de los dos o tres años. Pero para generar un efecto positivo en el desarrollo de los niños y las niñas (y evitar efectos negativos) es fundamental seleccionar de forma muy cuidadosa los contenidos que consumen. Hay contenidos creados por expertos en educación y desarrollo infantil, como el programa Plaza Sesame o Caillou, que tienen en cuenta las capacidades y necesidades de los pequeños para generar aprendizajes adecuados. Se ha demostrado que un consumo regulado y limitado de dichos programas puede tener un efecto positivo sobre los procesos académicos del niño o de la niña (4). Para encontrar programas que cumplen con los requisitos de contenidos educativos de alta calidad pueden consultar las siguientes páginas: PBS Kids (www.pbskids.org, en el siguiente enlace puedes encontrar información sobre la filosofía educativa de cada programa y su impacto en los niños: http://www.pbs.org/parents/tvprograms/pbskids/) y Sesame Workshop (www.sesameworkshop. org)

Al contrario, se deben evitar contenidos de alta velocidad (como pueden poseer ciertas caricaturas) ya que se ha demostrado que tienen implicaciones negativas sobre la capacidad de atención y de auto-regulación de los niños y las niñas (5,6). Importante también es el control de los contenidos violentos, ya que generan miedos y ansiedad en los niños y las niñas. En casos pueden ser la causa de pesadillas o comportamientos que expresan ansiedad. Lo natural en un niño o una niña es el rechazo de contenidos violentos y la expresión de miedos; si esta reacción natural ya no se genera es posible que el niño o la niña ya perdió cierta sensibilidad emocional. Es posible que, como mecanismo de protección, el niño o la niña ha ido bloqueando sus emociones negativas frente este tipo de contenido; un mecanismo que puede generar problemas en el manejo de emociones.

Como adultos muchas veces no podemos comprender las emociones y las impresiones que genera cierto contenido en los niños y las niñas; ellos no comprenden ni asumen el contenido de la televisión igual como nosotros los adultos. Contenidos que a nosotros nos parecen divertidos o interesantes, pueden generar ansiedad y temor en ellos. Por este motivo es tan importante que nos dejamos guiar por los expertos y confiamos en las recomendaciones (sobre todo en cuanto a la edad adecuada para cierto contenido).

El contenido consumido por los niños y las niñas a partir de la edad de 2 años debe ser controlado por los padres.

En cuanto a la duración y horario:

Lo mejor es que haya horarios o momentos fijos para ciertos programas de televisión. Por ejemplo, siempre después del almuerzo, para que la tentación de esta forma no está presente todo el tiempo. La recomendación de los expertos en cuanto a la duración es:

2-5 años = max. 30-60 minutos por día

6-9 años = max. 60-90 minutos por día

En el caso que los niños utilizan otros medios digitales este tiempo se les resta del tiempo de televisión. El exceso del uso de medios digitales de los niños y las niñas puede llevar a problemas de obesidad infantil y otros problemas de salud física; asimismo, puede causar problemas de conducta como falta de auto-regulación, comportamiento sedentario o problemas de atención. Se relaciona también la falta de capacidad de relacionarse con los demás y una baja autoestima con el uso excesivo de los medios digitales en los niños y las niñas (7,8,9).

Al mismo tiempo, es importante que los padres controlen los horarios de la tv y de los medios digitales. En este sentido, la televisión y los medios digitales no deben ser usados durante la comida u otro tiempo que se está compartiendo en familia. No deben ser usados cuando el niño o la niña están haciendo tareas o está jugando a otra cosa. Y por último, no es recomendable que vean televisión justo antes de dormir porque puede influenciar de manera negativa el sueño del niño o de la niña.

Es importante anotar que los hábitos que se creen durante la infancia temprana en cuanto al uso de la tv y los medios digitales, determinarán el uso durante el resto de su infancia y su adolescencia (10). Por este motivo, es importante insistir en hábitos saludables desde el principio.

Recomendaciones específicas para el uso de medios digitales:

Adecuado:

  • Menos que 1 hora en niños entre 2 y 5 años
  • Menos que 2 horas en niños entre 5 y 8 años
  • Programas educativos de alta calidad

No adecuado:

  • Niños menores de 2 años
  • Durante comidas u otros momentos familiares
  • Directamente antes de ir a dormir (min. una hora entre televisión y la hora de dormida)
  • Programas que no son para su edad, sobre todo cuando son de contenido violento
  • Para mantener a los niños y las niñas quietos en lugares públicos
  • La televisión no debe estar prendida si no está en uso
  • Los niños y las niñas no deben hacer tareas con la televisión prendida
  • No debe haber televisión en el cuarto de un niño o de una niña

Para más información puedes consultar las recomendaciones dadas por la Academia Americana de Pediatras en 2016: https://www.aap.org/en-us/about-the-aap/aap-press-room/Pages/American-Academy-of-Pediatrics-Announces-New-Recommendations-for-Childrens-Media-Use.aspx

Algunos programas educativos recomendados para niños y niñas entre 2 y 5 años:

Consecuencias e implicaciones de un mal uso de la tv y de los medios digitales en los niños y las niñas:

Antes de la edad de 2 años:

  • Retraso de desarrollo motor, lenguaje y cognitivo
  • Problemas de auto-regulación
  • Afecta la capacidad de relacionarse con los demás

Contenido no adecuado:

  • Problemas de atención y auto-regulación
  • Miedos

Contenido violento:

  • Ansiedad y miedos
  • Conducta agresiva
  • Problemas de regulación emocional
  • Problemas de atención

Más tiempo de lo recomendado:

  • Obesidad y otras implicaciones de salud
  • Problemas de atención
  • Afecta la capacidad de relacionarse con los demás
  • Comportamiento sedentario
  • Problemas de auto-regulación
  • Problemas de autoestima
  • Afecta el rendimiento académico

 

  1. Anderson, Daniel R. y Hanson, Katherine G. (2013). What Researchers Have Learned about Toddlers and Television. ZERO TO THREE, 33(4), pp. 4-10
  2. Lin, LYCherng RJChen YJChen YJYang HM (2015). Effects of television exposure on developmental skills among young children. Infant Behavior Development, 38, pp. 20-6.
  3. Radesky, JS.; Silverstein, M.; Zuckerman, Barry; Christakis, Dimitri A. (2014). Infant Self-Regulation and Early Childhood Media Exposure. Pediatrics. 133(5), pp. 1172–1178.
  4. Kostyrka-Allchorne, K.; Cooper, N.R.; Simpson, A. (2017). The relationship between television exposure and children’s cognition and behaviour: A systematic review. Developmental Review. 44, pp. 19-58
  5. Lillard, A.S. y Peterson, J. (2011). The Immediate Impact of Different Types of Television on Young Children’s Executive Function. PEDIATRICS. 128 (4)
  6. Zimmerman, F.J. y Christakis, D.A. (2007). Associations between content types of early media exposure and subsequent attentional problems. 120 (5), pp. 986-92.
  7. Bozzola, E.; Spina, F.; Ruggiero, M.; Memo, L.; Agostiniani, R.; Bozzola, M.; Corsello, G.; Villani, A. (2018). Media devices in pre-school children: the recommendations of the Italian pediatric society. Italian Journal of Pediatrics. pp. 44-69
  8. Rezende L.F. de; Rodrigues Lopes; M.; Rey-López, J.P.; Matsudo, V.K.; Luiz Odo, C. (2014). Sedentary behavior and health outcomes: an overview of systematic reviews. PLoS One. 21;9(8)
  9. Mazur, A,; Caroli, M.; Radziewicz-Winnicki, I.; Nowicka, P.; Weghuber, D.; Neubauer, D.; Dembinski, L.; Crawley, F.P.; White, M.; Hadjipanayis, A. (2018). Reviewing and addressing the link between mass media and the increase in obesity among European children: The European Academy of Paediatrics (EAP) and The European Childhood Obesity Group (ECOG) consensus statement. Committee Report. Foundation Acta Pædiatrica. Published by John Wiley & Sons Ltd, pp.568–576
  10. Chiu, Y.-C.; Li, Y.-F.; Wu, W.-C.; Chiang, T.-L. (2017). The amount of television that infants and their parents watched influenced children’s viewing habits when they got older. Foundation Acta Pædiatrica. Published by John Wiley & Sons Ltd, pp.984–990