Foto 2

¿Qué ejemplo damos nosotros los adultos?

Los niños aprenden del ejemplo; antes de empezar a pensar cómo ayudarle a tu hijo/a aumentar su habilidad de concentración, hazte dos preguntas a ti misma/o:

  1. ¿Cuánto tiempo te concentras tú? Esto quiere decir estar enfocado/a en una actividad a la vez, sin chequear el celular, sin ponerte a hacer otra cosa, sin pensar en qué vas a hacer en una hora o mañana, etc.
  2. Cuándo realizas una actividad con tu hijo o con tu hija o cuando escuchas algo que te comenta, ¿estas concentrado/a únicamente en dicha actividad? ¿o chequeas tu celular mientras tanto?, o también ¿estás de pronto pensando en tu trabajo, en lo que vas a hacer de comida?

 

…El texto completo lo encuentras en mi libro “Construyendo Vínculos”